| Home | Artículos | Publique | Clasificados | info@paginadigital.com.ar  |
          Artículos      EDICIÓN ABRIL/2003
 
EL VIRUS DE LA NEUMONIA ASIATIA POR AHORA FUERA DE CONTROL

Todos los indicios parecerían apuntar a que el culpable del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) o neumonía asiática, la epidemia que mantiene en vilo a la comunidad médica desde hace dos meses, podría ser dominado. 

La carrera para desenmascararlo no tiene precedentes. Once laboratorios trabajan a contrarreloj para averiguar si el responsable es, como parece, un nuevo tipo de virus, así como para desarrollar un test capaz de detectarlo. La velocidad a la que se transmite la información sobre los avances en el estudio de la epidemia es vertiginosa, así como la urgencia con la que han respondido las naciones a la alerta global lanzada el 12 de marzo por la OMS. ¿Casualidad? Al parecer, no. 
Los mecanismos de vigilancia epidemiológica de todo el mundo ya estaban en alerta desde hace algunos años por culpa de otro patógeno: el virus de la gripe. Según el Dr. Tomás Pumarola, médico consultor del Servicio de Microbiología del Hospital Clínic de Barcelona, existían muchas sospechas de que pudiera producirse una pandemia a causa de un nuevo espécimen de la familia de los influenza. "Este virus sufre pequeñas mutaciones prácticamente cada año que obligan a modificar la vacuna antigripal. Pero cada 25 o 30 años, es capaz de crear una variante completamente nueva ante la que somos vírgenes", explica el experto. Su nacimiento también estaba previsto en Asia. Las precauciones que se adoptaron para hacerle frente han permitido responder con extraordinaria rapidez al SRAS. 
Los especialistas mantienen la hipótesis de que las alteraciones genéticas que dan lugar a microorganismos completamente nuevos son consecuencia del paso de los patógenos por animales, una teoría que cuenta también con muchos partidarios en el caso de la neumonía asiática, ya que la mayoría de las cepas identificadas del sospechoso número uno, el coronavirus, infectan a animales. 
Existían indicios que justificaban el temor de la OMS a una cepa desconocida de influenza. En 1997 se produjo, también en Hong Kong, un conato de una forma nueva del virus que afectó a las aves y se bautizó como la gripe de los pollos. La alarma culminó con el sacrificio de miles de estos animales para evitar el salto del nuevo patógeno al humano. Pumarola explica que este hecho sirvió de "aviso previo, puso en estado de alerta a toda la red internacional y se desarrollaron planes de actuación en previsión de una epidemia". 
A finales del pasado año se aisló otra variante nueva, el influenza H5N1, que apareció en unos pájaros, igualmente en Hong Kong, y pronto demostró su potencial letal en humanos. Uno de los dos pacientes infectados por este agente murió a causa de una neumonía progresiva. De hecho, la OMS había lanzado una advertencia sobre este patógeno pocos días antes de que se diera la alarma mundial ante la aparición de una amenaza más seria: el agente causante de la neumonía asiática. 
La cuna de muchos de los nuevos microorganismos es China, país donde la vigilancia es especialmente estrecha. Según los expertos, su nacimiento obedece a la existencia de grandes granjas en zonas de este país, como en la provincia de Guangdong, donde conviven hombres y animales como aves y cerdos. Y a diferencia de otras zonas del planeta, donde la temporada de influenza es estacional y coincide con los meses invernales, allí la gripe es constante. "Esto crea las condiciones perfectas para que un virus mute y salte la barrera de las especies", opina Dick Thompson, responsable de comunicaciones de la OMS, organismo que ha ubicado en Hong Kong a los laboratorios que investigan las mutaciones anuales del agente gripal. Los estudios sobre el SRAS se centran también en esta zona. 
Precisamente, el varón que se cree que exportó el patógeno causante de la neumonía asiática a la capital de la antigua colonia británica era un nefrólogo que trabajaba en la región de Guangdong. Dos artículos que ha publicado esta semana 'The New England Journal of Medicine' en su edición on line relatan la secuencia de hechos que llevó la enfermedad a las dos áreas más afectadas: Hong Kong y Toronto (Canadá). 
El primero describe el contagio de los 10 primeros pacientes de Hong Kong. El citado profesional médico, que se alojó en la habitación 911 del Hotel Metropole el día 21 de febrero, contagió en primer lugar a su cuñado, residente en la ciudad, con el que había estado de compras 10 horas. Le siguieron una enfermera del hospital donde ingresó y otra que atendió a su pariente. Después llegó otro cliente alojado en el Metropole y tres enfermeras del centro sanitario donde fue asistido. El sobrino de este paciente también se infectó tras visitarle en dos ocasiones, durante menos de 10 minutos cada una, así como un enfermo de cáncer renal alojado en el mismo hospital. 
La secuencia de síntomas iniciales se repitió en todos los casos: fiebre de más de 38º, dificultades respiratorias, tos, malestar general y dolor de cabeza. Los afectados empezaron a desarrollar un proceso inflamatorio de distinta gravedad que lesionó los pulmones de algunos de ellos. Las radiografías mostraron cómo sus órganos empezaron a volverse opacos en menos de 10 días y algunos experimentaron problemas debido a la falta de oxígeno y precisaron respiración asistida. Otros sufrieron también diarreas. Un mes después algunos seguían intubados. El primer paciente y su cuñado murieron. 
Los médicos intentaron fallidamente atajar la enfermedad con antibióticos. Después aplicaron ribavirina, un antivírico que se usa para tratar otro tipo de virus y que interrumpe el proceso de multiplicación de estos patógenos, así como corticoides para detener el proceso inflamatorio. Algunos pacientes empezaron a mejorar, aunque los investigadores desconocen aún si esta favorable evolución se produjo de forma espontánea -el proceso es mortal en un 3% o 4% de los casos y el resto se recupera- o si estos fármacos tuvieron algo que ver. 
Algo similar ocurrió en Toronto, donde se identificó el primer caso a principios de marzo: una mujer diabética de 78 años que viajó a Hong Kong a visitar a unos familiares y se alojó entre el 18 y 21 de febrero en el Hotel Metropole. Cuatro miembros más de la familia de la anciana resultaron afectados, así como varios profesionales sanitarios que les atendieron. El periodo de incubación de la enfermedad fue de entre tres y 10 días, y los síntomas y la evolución fueron similares a los observados en la región china. 
La elevada tasa de contagio del virus y la rapidez con la que se propaga y se manifiestan los síntomas inquietan a los expertos. "La verdad es que estamos preocupados. Nuestra primera paciente no conoció al primer caso de Hong Kong. ¿Se encontraron en el ascensor? ¿Pudo tocar el mismo botón?".
El Dr.Arthur Slutsky, director de la Unidad de Cuidados Intensivos de la Universidad de Toronto y uno de los autores del artículo del New England. Dos de los compañeros que firmaron con él el trabajo han sido víctimas del patógeno asiático que parece cebarse en el personal sanitario: una médico está hospitalizada con neumonía y otro, recluido en cuarentena en su casa. El conductor de una ambulancia que trasladó a un afectado permanece en cuidados intensivos. 
Lo que este caso deja claro es que la movilidad de la población mundial representa un serio desafío para la salud. Un paciente infectado en un lugar del planeta puede estar al día siguiente en la otra punta. 
El riesgo no es el mismo para todos. Un hecho que llama la atención es que, a pesar del alto poder infectivo del agente causal, éste no se contagia de forma uniforme. ¿Por qué unos pacientes son más susceptibles que otros? ¿Por qué no se infectó la esposa del médico chino que viajó con él a Hong Kong? ¿Por qué tampoco lo hicieron tres nietos que convivían con la primera paciente de Toronto? 
Los factores que pueden hacer a ciertas personas más sensibles a la acción del enigmático virus son diversos. Se ha comprobado que la neumonía se manifiesta de forma más severa en las personas de más de 55 años y que padecen otras enfermedades (dos de los tres pacientes fallecidos en Canadá sufrían diabetes tipo 2). La predisposición genética, ser fumador y tener la inmunidad alterada debido a la coinfección por otros patógenos son circunstancias que se han asociado a un empeoramiento de la enfermedad entre los afectados. 
A pesar del desolador panorama, los expertos esperan con optimismo un rápido desenlace. Esta misma semana, un equipo de EEUU ha anunciado que ha desarrollado una vacuna frente al influenza H5N1. Y tan sólo ha tardado un mes.


 

 

La explicacion del Genesis Un unico Dios
BAJE EL LIBRO
SIN COSTO
El Génesis, los siete días, la Creación... y un observador.
Claves de un apasionante rompecabezas.
notebooks cirugia plastica cirugia estetica turismo pasajes aereos 0km

 


powered by
cirugia plastica cirujia estetica turismo 0km notebooks pasajes aereos

© Copyright 1999-2011 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  


 
| Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
Tel: 54-11-4710-1222 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 2.011, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller | Taller literatrio |