| Home | Artículos | Publique | info@paginadigital.com.ar  |

          Artículos      EDICIÓN NOVIEMBRE/2002

EL ÉXTASIS ES UN VENENO NEURONAL MAS POTENTE DE LO QUE SE PENSABA

Un trabajo publicado en “Science” y realizado en primates demuestra que consumir una cantidad del componente psicoactivo, MDMA, similar a la que contienen 4 pastillas de éxtasis en un intervalo de nueve horas provoca la muerte de un buen número de neuronas en diversas regiones del cerebro.

Conseguir una noche de placer a base de consumir éxtasis deja una huella que, en principio se esconde en lo más profundo del cerebro, pero que con el tiempo se puede pagar muy caro. Sin embargo, un trabajo publicado en “Science” y realizado en primates demuestra que consumir una cantidad del componente psicoactivo, MDMA, similar a la que contienen 4 pastillas de éxtasis en un intervalo de nueve horas provoca la muerte de un buen número de neuronas en diversas regiones del cerebro. Dos de los animales empleados en el estudio murieron a las pocas horas de recibir la sustancia.

La mayoría de los consumidores no experimentan problemas inmediatamente, pero los investigadores de la Facultad de Medicina Johns Hopkins, en EE.UU., aseguran que esta lesión se traduce en un considerable aumento del riesgo de desarrollar cuadros de parkinsonismo durante la edad adulta. La destrucción neuronal se produce en una zona del cerebro que controla los movimientos y las respuestas emocionales así como los procesos de placer y la motivación.

El Dr. José Martínez-Raga, Coordinador de la Unidad de Conductas Adictivas en Valencia (España), considera que estos resultados son muy importantes puesto que, por primera vez, se demuestra que la afectación neurológica se extiende más allá de lo que en principio se pensaba. El Dr. Martínez-Raga opina que a la vista de todos los estudios existentes con el MDMA no cabe duda de que “no sólo hay una importante morbilidad asociada al éxtasis que se refleja en las muertes de jóvenes, sino que el consumo tiene también un importante impacto en otros órganos vitales como el corazón o el hígado”. Añade además que “las muertes de jóvenes por consumo de éxtasis son mucho más frecuente de lo que se recoge en los medios de comunicación”.

La primera parte de la experimentación se realizó en monos ardilla. Cinco de estos animales recibieron por vía subcutánea tres dosis de 2 mg/kg cada una, en intervalos de tres horas. Para establecer la equivalencia con las pastillas que un humano podría consumir hay que tener en cuenta que las diferentes presentaciones que existen son extraordinariamente variables en su composición. Según los datos del Instituto Nacional de Toxicología, los éxtasis analizados en los últimos diez años contenían entre 0 y 115 miligramos de MDMA. Aunque se considera que lo normal es entre 50 y 125 miligramos, por lo tanto la dosis administrada a los animales correspondería a entre 3 y 7 pastillas en un individuo de 60 kilos.

En este estudio se confirmó la observación de otros previos de que el éxtasis provoca una reducción del número de neuronas que producen serotonina. El déficit de serotonina se considera una de las causas bioquímicas de la depresión. Sin embargo, la aportación novedosa del trabajo dirigido por el Dr. George Ricaurte, un reconocido investigador sobre los efectos del éxtasis, es que se produce también una importante pérdida en el sistema dopaminérgico. La dopamina forma parte de los mecanismos de control del movimiento y, junto con la serotonina, participa en la regulación de las respuestas emocionales y en la capacidad para experimentar placer.

La conclusión de los investigadores es que los consumidores de éxtasis aceleran la muerte de estas neuronas dopaminérgicas con lo que el riesgo de padecer alteraciones extrapiramidales a edad temprana se incremente considerablemente.

A la vista del importante daño cerebral detectado, los autores del trabajo quisieron confirmar sus hallazgos estudiando los efectos del MDMA administrado por vía intramuscular en cinco babuinos, otra variedad de simios. El resultado se repitió y en este caso también uno de los animales murió como consecuencia de la droga.

Como en el trabajo se han empleado vías de administración inyectables, los autores señalan en sus conclusiones que cabe la posibilidad de que los efectos tóxicos neurológicos del éxtasis sean menores cuando se consume por vía oral, como es lo habitual en humanos, pero el daño detectado en los simios es tan grande que aunque se redujera seguiría siendo importante.

cirugia plastica cirujia estetica turismo 0km notebooks pasajes aereos

powered by

© Copyright 1999-2011 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  


 
| Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
Tel: 54-11-4710-1222 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 2.011, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller | Taller literatrio |