| Home | Artículos | Publique | info@paginadigital.com.ar  |

          Artículos      EDICIÓN DICIEMBRE/2002
CONSERVARSE JOVEN A BASE DE HORMONAS TRAE CONSECUENCIAS

Muchas personas han buscado en la hormona de crecimiento la fuente de la eterna juventud. Aunque no existen evidencias objetivas que justifiquen su uso, atletas y culturistas también han recurrido a ella con la esperanza de aumentar su masa muscular. Ahora, un estudio sobre los efectos de esta sustancia en ancianos sanos advierte de los efectos secundarios que puede provocar este tratamiento y recomienda limitar su uso a ensayos clínicos. 

Estudios anteriores ya habían demostrado que la administración de la hormona de crecimiento (HC) podía mejorar determinados aspectos del organismo y atenuar los efectos del envejecimiento en personas mayores. Sus niveles empiezan a descender a partir de los 30 años; después, y una vez alcanzados los 60, los suplementos hormonales pretenden devolver al individuo a sus niveles de juventud. Hasta el momento se sabía poco de sus efectos secundarios, especialmente en combinación con otras de tipo sexual (estrógenos, progestina, testosterona etc), que también van descendiendo con la edad. 
Para demostrar los efectos de la HC, una investigación publicada en el "Journal of the Amercian Medical Association", analizó los efectos de la hormona de crecimiento, en combinación con otras hormonas sexuales (testosterona en el caso de los hombres y terapia hormonal sustitutiva para ellas) en 57 hombres y 74 mujeres sanos con edades comprendidas entre 65 y 88 años. 
Después de 26 semanas de tratamiento, la hormona de crecimiento (también llamada gonadotrofina) había logrado incrementar significativamente la masa magra corporal, compuesta fundamentalmente por músculos, al tiempo que redujo las grasas. Asimismo, y en combinación con testosterona, esta hormona logró aumentar la resistencia cardiovascular de los hombres participantes en esta investigación (en todos los grupos, los efectos positivos de la hormona fueron más significativos si el tratamiento incluía además testosterona). Sin embargo, y pese a que la HC incrementó los niveles de masa corporal, ninguno de los tratamientos afectó a los niveles de fuerza de los participantes. Los beneficios no fueron tan evidentes en el caso de las mujeres tratadas con la hormona, terapia hormonal sustitutiva o ambas. 
Sin embargo, junto con estos cambios, la terapia con gonadotrofina provocó un gran número de efectos secundarios, principalmente intolerancia a la glucosa y diabetes. Los problemas tuvieron también más incidencia en los hombres que en las mujeres. En total, el 40% de los participantes sufrió algún problema o complicación asociada al tratamiento. El 41% de los hombres (frente a ninguna mujer) sufrió dolores en las articulaciones; mientras que otro 32% de los participantes se vio afectado por el síndrome del túnel carpiano (causado por la inflamación de un tendón que acaba alcanzando al nervio de la muñeca). La mayoría de estos problemas están causados por la tendencia de este fármaco a retener líquidos y todos desaparecieron en cuanto los sujetos interrumpieron el tratamiento. 
Por este motivo, los autores admiten que se trata de un tratamiento prometedor para determinadas enfermedades y problemas relacionados con la edad, sin embargo, por el momento, aseguran, que "no es aconsejable para el público en general y debe confinarse a estudios clínicos". 
Estos problemas han puesto en tela de juicio la seguridad de este fármaco, tanto solo como en combinación con otro tipo de hormonas de carácter sexual, bien sea testosterona o estrógenos en el caso de las mujeres. A juicio de uno de los directores de este trabajo, el Dr. Marc Blackman, de los 'National Institutes of Health' norteamericanos, "queda mucho por saber sobre la seguridad de este tipo de hormonas y, lo que es más importante, son muchos los efectos secundarios reales y potenciales asociados con ellas; por el momento la principal recomendación es que sólo se empleen en el seno de investigaciones y ensayos clínicos" . 
Aunque el estudio duró sólo seis meses, los autores temen que los efectos a largo plazo puedan ser aún más serios. De hecho, por lo que ya se ha visto en animales, la hormona de crecimiento puede acelerar el proceso de envejecimiento, reducir el promedio de vida e incluso producir el crecimiento de tumores cancerígenos. En el caso de los humanos, los principales problemas son los relacionados con la artritis y los dolores articulares. 

cirugia plastica cirujia estetica turismo 0km notebooks pasajes aereos

powered by

© Copyright 1999-2011 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  


 
| Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
Tel: 54-11-4710-1222 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 2.011, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller | Taller literatrio |